Piques seguros en Parque Viva

Los que aman correr con sus autos en carretera tiene una cita en el Circuito Grupo Sur, en Parque Viva, donde se realizan piques, y bajo estrictas normas de seguridad.

Desde el 21 de noviembre, se escuchan los motores, en un espacio apto para acelerar los vehículos, sin correr riesgos, con la intención de disminuir de disminuir las estadísticas que reflejan el irrespeto a los límites de velocidad en muchas carreteras nacionales.

Precisamente, los datos son contundentes. Tan solo la Dirección General de Tránsito de Costa Rica registró, entre el 1.° de enero y el 31 de octubre del presente año, 4.466 multas por conducir rápido.

Asimismo, 1.267 personas fueron sancionadas por manejar a 20 kilómetros más de lo permitido por la ley, señala Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito.

Ahora, a lo largo de 400 metros de pista del Circuito Grupo Sur, se da el banderazo de salida para los que deseen picar con total libertad, desde las 7:30 p. m. a las 11:30 p. m., comenta Pablo Otero, gerente del Circuito de Competencias.

Otero agrega que si a la gente le gusta conducir a gran velocidad es necesario tomar medidas de seguridad, y en lugares destinados para correr.

Para participar en los piques, los competidores no requieren de inscripción previa tan solo se registran el mismo día en la pista.

Los precios de la entrada general para cada evento es de ¢4.000 por persona (para quienes vaya a la zona de pits). El público general deberá cancelar ¢2.500 más ¢2.500 de parqueo.

“Los fiebres de la velocidad cuentan con un sitio seguro, donde pueden poner a prueba sus automóviles, con todas las normas de seguridad evitando así accidentes de tránsito”, señala Silvia Bermúdez, gerente de Mercadeo de Parque Viva.

“Es muy importante el control, pues en los operativos de piques en carretera abierta a los que hemos asistido, decomisamos no solo alcohol, sino también con drogas y armas”, resalta Calderón.

Parque Viva vela porque los piques se realicen bajo estrictas controles de seguridad. Se solicita la licencia del conductor al día y se regula que el piloto no este bajo los efectos del alcohol. Además, se observa que el vehículo se encuentre en óptimas condiciones.

Asimismo, se miden los decibeles (dB) que producen los motores, siendo el máximo permitido de 98 dB, para no afectar a los vecinos del Parque Viva, explica Otero.

La temporada de verano en Parque Viva se inicia con los piques a partir de noviembre, pero en mayo del 2017 volverán a realizarse los primeros domingos de cada mes y durante el día, para evitar las lluvias o el mal tiempo que prevalece en la época de invierno.

Contacto de prensa
Gustavo Sánchez (4107-4318) y Ana Yancy Flores (4107-4078)
prensa@parqueviva.com